Un tratamiento de endodoncia en Sevilla es la mejor opción cuando se presentan problemas dentales dolorosos. Muchos pacientes acuden a consulta por molestias agudas al ingerir alimentos helados o azucarados. Estas complicaciones se presentan principalmente en dientes que han sufrido traumatismos y se han infectado de caries. La incorrecta higiene de las piezas dentales también es causante de problemas que afectan directamente la salud bucodental.

El uso inadecuado de la dentadura y el desaseo oral, son las principales razones que llevan al dentista a atender pacientes con dientes cariados. Cuando se hace caso omiso a las primeras molestias que estas generan, las caries seguirán profundizando en el diente. La pulpa dental se ve afectada por el ataque agresivo de esta infección. Y para resolver este problema, el odontólogo considerará realizar una endodoncia para evitar la pérdida total del diente.

¿Qué es una endodoncia en Sevilla?

Una endodoncia es un procedimiento mediante el cual se extirpa la pulpa dental, consiguiendo aliviar molestias y dolores. Que se presentan en dientes muy deteriorados por alguna enfermedad o traumatismo, y por falta de atención inmediata, los nervios se ven comprometidos. Se trata de un tratamiento invasivo que se realiza en lo más profundo del diente afectado para lograr su objetivo.

Es importante elegir un odontólogo cualificado que pueda realizarlo con éxito. De esta forma no será necesario recurrir a otros tratamientos odontológicos en Sevilla que resulten más costosos. Es también conocido como tratamiento de conductos. Es una acción irreversible que se realiza para solucionar problemas causados por el daño a la pulpa dental. Con él se busca mantener una óptima oclusión, buen aspecto de la dentadura y evitar la pérdida dental.

La pulpitis es una enfermedad crónica que lleva al odontólogo a considerar la endodoncia. Este padecimiento es una lesión de la zona más profunda de los dientes, creando una inflamación al tejido blando que resulta muy dolorosa. En esta zona de la boca se encuentran la mayor cantidad de nervios, por esta razón las molestias se sienten de forma aguda. Llegando a intensificarse al consumir alimentos muy fríos o calientes, azucarados o ácidos.

No prestar atención a estas molestias, podría causar complicaciones delicadas a futuro. La inflamación y posterior muerte de la pulpa dental se debe a una infección. La cual podría extenderse por otras partes de la cara, provocando la movilización y soltura de la raíz dental. El tratamiento de endodoncia se encarga de mitigar el dolor causado por estas situaciones para conservar las piezas dentales en su lugar.

Tipos de endodoncia en Sevilla

Según la cantidad de raíces y conductos radiculares, los tipos de endodoncia en Sevilla son tres.

  • Endodoncia unirradicular: Es la utilizada por los profesionales cuando un único conducto radicular debe sellarse. Sin importar el diente afectado, solo se presenta una raíz.
  • Endodoncia multirradicular: Se lleva a cabo cuando son varios los conductos a sellar.
  • Endodoncia molar: Los molares presentan varias raíces, convirtiendo a este tipo de endodoncia en la más complicada.

¿Cuáles son las técnicas para realizar una endodoncia en Sevilla?

Cualquier odontólogo general estará capacitado para aplicar las técnicas de endodoncia en Sevilla. Sin embargo, un endodoncista se encontrará mejor facultado para tratar complicaciones leves y de gravedad en el área. Pudiendo cumplir hábilmente con las 5 fases del tratamiento.

-Fase de diagnóstico.

-Fase de apertura.

-Fase de conductometría.

-Fase de obturación.

-Fase de control.

Son técnicas que deben realizarse en el orden indicado, y se llevan a cabo de la siguiente forma.

Fase de diagnóstico

El procedimiento debe comenzar con la valoración de la cavidad oral. Para ello, el profesional tomará en cuenta los informes médicos del individuo. Considerando cualquier enfermedad que pondría en riesgo la salud del paciente a lo largo del tratamiento. En caso de padecer enfermedades del corazón o respiratorias crónicas, el dentista preferirá no realizarlo.

Después de haber revisado profundamente la dentadura y haber identificado el problema, se evaluará el estado del diente afectado. En este momento el odontólogo buscará anomalías, fracturas y otros tratamientos aplicados a la pieza con anterioridad. Luego medirá la intensidad de respuesta dolorosa por medio de diferentes pruebas. Aplicando calor, frio o electricidad en la zona para estimular la sensibilidad y determinar lo avanzado del caso.

Fase de apertura

Se perforará el diente para llegar a la raíz del problema, permitiendo a los instrumentos odontológicos trabajar en el área afectada. Para evitar generar dolor, el especialista aplicará anestesia local en sus alrededores. Pudiendo manipularla libremente sin causar molestias. Una vez aislada la pieza dental, la zona será desinfectada para taladrar la corona. Creando un acceso a los conductos radiculares hasta llegar a la pulpa.           

Fase de conductometría

La conductometría determina la longitud del área que se va a tratar. Que usualmente es toda la extensión del diente, a excepción de 0,5 a 1 mm de raíz. Para establecer estos parámetros, el dentista puede hacerlo de forma manual o utilizar instrumentos electrónicos o radiográficos. Para adentrarse en los conductos y extirpar la pulpa dañada.

Fase de obturación

Cuando se eliminan los restos enfermos de la pulpa, el diente queda con una cavidad profunda que debe ser rellenada. Para esto se utiliza una banda especial que se expande con el calor. Los conductos serán reconstruidos, ofreciendo una forma cónica y uniforme. Y finalmente se sella con pegamento especial. Es importante que durante esta fase, el profesional consiga eliminar la menor cantidad de estructura dental posible.

Fase de control

Una vez realizado el procedimiento, el dentista organizará una nueva cita algunas semanas más tarde. En ella verificará el éxito del tratamiento a través de algunas preguntas realizadas al paciente. Por medio de una radiografía evaluará la adecuada longitud de los conductos y su correcto relleno.

¿Cómo saber que es necesaria una endodoncia en Sevilla?

Son variados los síntomas que pueden alertar al paciente de que algo no va bien en su boca. Los traumatismos, fracturas, sobreesfuerzo e infecciones pueden causar la hinchazón al tejido pulpar. El dentista sabrá que la solución más efectiva es la endodoncia, cuando se presentan estas complicaciones:

  • Hinchazón a un lado del rostro.
  • Dolor intenso al consumir alimentos dulces.
  • Intolerancia a temperaturas extremas.
  • Oscurecimiento de un diente.
  • Mucho dolor en la zona afectada al comer.
  • Encías inflamadas y sensibles.
  • Pieza dental floja.
  • Pus alrededor del diente dañado.

¿Quién puede someterse a una endodoncia en Sevilla?

Personas que ven comprometida la salud de sus dientes por daño a la pulpa dental, ya sea por traumatismos o infecciones. Las caries profundas que se abren paso dentro de las fracturas dentales, pueden inflamar severamente la zona pulpar. Cuando esta pulpitis provoca la necrosis del tejido, lo más recomendable es someterse a este tratamiento.

Las caries se presentan mayormente en personas con mala higiene oral. Cuando los dientes no son atendidos de forma correcta, esta infección se  expande hasta destruir toda su estructura. El avance de las caries por las diferentes capas del diente, causarán molestias que comienzan de forma leve y poco a poco se vuelven insoportables. El dentista utilizará la endodoncia como método de salvación para evitar que una pieza dental dañada se pierda.

Que se hace antes de una endodoncia en Sevilla

Antes de una endodoncia en Sevilla debes saber que se trata de un tratamiento por lo general sencillo y poco doloroso. Es normal sentir miedo al momento de saber que es el procedimiento necesario en tu caso. No te preocupes, sigue estos consejos y podrás obtener los mejores resultados sin complicaciones.  

  • Mantén una correcta limpieza oral. Para evitar dificultades al momento de realizar el tratamiento, conviene que los demás dientes se encuentren sanos. Por eso, cepilla tus dientes luego de cada comida. Utiliza el hilo dental es los espacios interdentales para eliminar residuos de alimentos. El enjuague bucal ayudará a la prevención de proliferación bacteriana.
  • Consulta al especialista si en tu caso es necesario tomar antibióticos para combatir alguna infección.
  • Descansa muy bien antes de asistir al procedimiento. Si te encuentras ansioso, un buen descanso ayudará a reducir el estrés.
  • Una hora antes del procedimiento toma algún bocadillo. Luego de realizar la endodoncia, no podrás consumir alimentos por varias horas.

Que hacer después de una endodoncia en Sevilla

Después de una endodoncia en Sevilla recomendamos seguir algunos consejos para reducir las molestias y conservar los resultados por mucho más tiempo.

 

  • Las enfermedades que provocan la muerte pulpar son causadas por mala higiene dental. Maximiza la limpieza de la cavidad oral para evitar futuras infecciones.
  • Consulta a tu odontólogo los mejores analgésicos a tomar en tu caso si se presentan molestias en el tiempo de recuperación.
  • A los pacientes fumadores se les recomienda dejar de fumar por al menos 24 horas después del tratamiento.
  • En las primeras horas es conveniente seguir una dieta blanda.
  • No mastiques alimentos duros con el extremo tratado.
  • Evita los alimentos muy fríos o calientes. Es normal sentir sensibilidad luego del procedimiento y las temperaturas extremas podrían aumentarla.
  • Si en los días siguientes presentas dolor agudo acompañado de fiebre, consulta inmediatamente al profesional.

¿Puede fallar una endodoncia en Sevilla?

Este tratamiento resulta exitoso en un alto porcentaje de casos. No obstante, las complicaciones y fallas pueden presentarse. La efectividad del procedimiento depende de la colaboración entre el dentista y el paciente. El primero debe contar con gran experiencia para realizarlo de forma correcta. El segundo debe seguir las indicaciones del profesional y mantener los cuidados pertinentes para un resultado positivo de la endodoncia.

Un tratamiento de conductos puede fallar por alguna de estas circunstancias.

  • No se eliminó por completo el tejido dañado.
  • Una de las raíces del diente se encuentra fracturada.
  • Proliferación de bacterias en la zona.
  • Conductos con relleno incompleto.

Recuerda consultar inmediatamente al dentista en caso de que ocurra alguna de estas complicaciones. Para que el diente consiga salvarse, el odontólogo evaluará la posibilidad de realizar una nueva endodoncia.

Cuando se aprecian los resultados de una endodoncia en Sevilla

Al finalizar el procedimiento, los resultados de una endodoncia en Sevilla podrán apreciarse de inmediato. El especialista reconstruirá el diente tanto en el interior como en el exterior, para ofrecer una mejor apariencia. Además de permitir la funcionalidad de la pieza dental. Pasados algunos días, tomando en cuenta las recomendaciones del dentista, el diente podrá utilizarse con total normalidad.

Puntos a tener en cuenta al realizar una endodoncia en Sevilla

  • Una endodoncia es indicada por el dentista para evitar extraer la pieza dental dañada. Antes de tomar esta decisión, deberá asegurarse que es la mejor opción en tu caso.
  • Este tratamiento no siempre es la mejor solución. Existen algunos casos en los que conservar el diente original puede traer mayores complicaciones. Cuando se presentan estas situaciones, el odontólogo preferirá extraerlo. Cubriendo el espacio vacío con prótesis o implantes dentales si se hace necesario.
  • Asegúrate de escoger una clínica dental con personal capacitado en diferentes áreas. En caso de requerir otros tratamientos, podrás ser atendido en el mismo lugar. Recuerda que el profesional capacitado para llevar a cabo este procedimiento es el endodoncista. Pide referencias de trabajos realizados anteriormente para mayor tranquilidad.
  • Este procedimiento resulta efectivo en un 95% de los casos. Pero los inconvenientes pueden presentarse después de algunos días o incluso meses de haber realizado la endodoncia. Si sientes molestias agudas en el área, no dudes en volver a consulta. Tu dentista sabrá cómo solucionar el problema.
  • La única alternativa a la endodoncia es la extracción del diente. Muchos pacientes por miedo o desinformación, prefieren realizar otros procedimientos. Pero un odontólogo cualificado sabrá explicar por qué no se debe tapar el problema sin atacarlo de raíz. En caso de que la exodoncia haya sido la única solución, el espacio dejado por el diente faltante podrá llenarse con un implante dental o prótesis.
  • El precio de la endodoncia solo podrá establecerlo el especialista que se encargue de tu caso. El costo final dependerá de la evaluación, la extensión del problema, las raíces, posición del diente y el margen de ganancia del odontólogo.
  • El daño causado a la pulpa dental solo podrá ser observado a través de una radiografía.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)